Ursula Galindo: Su negocio salvará al planeta de burbuja en burbuja

Ursula Galindo es una mujer de 38 años nacida en México y es dueña de una pequeña compañía de jabones hechos a mano, conocida como Aaltia Handmade Soaps. Ella se mudó a Oakland Park, Florida, con su esposo en el 2012. Se graduó de la universidad con un título en Recursos Humanos y Gestión, pero su Visa no le permitía trabajar en los Estados Unidos.

Aun cuando disfrutaba ser ama de casa, sentía que era importante desarrollar un oficio que tuviera un buen propósito, ya que ella quería contribuir a mejorar el medio ambiente. Por esta razón, Ursula se interesó en fabricar jabones, porque siempre había estado preocupada por los productos químicos tóxicos que se liberan en las corrientes de agua.

Ella regularmente consumia productos orgánicos hasta que un día decidió aprender acerca de los productos que podría fabricar en su casa.

10846153_10152657984879387_8627534336223258392_n

Al principio, hizo jabones para usar en su hogar y compartió algunos de sus productos con familiares y amigos. La respuesta fue muy agradable. Ellos la animaron a continuar fabricando  jabones pero como un negocio. Ursula no lo dudó y comenzó a comprar libros para aprender más sobre el tema.

“Muchas personas me dijeron que podía sacar provecho de esto. No fue una decisión difícil. Fue como una transición natural, pero mi motivación no era hacer esto para un beneficio económico, sino que yo quería ayudar a las personas que necesitaban productos naturales y hechos a mano, para que pudieran vivir un estilo de vida saludable y de una manera favorable al medio ambiente “.

En el 2015, Ursula lanzó su tienda en línea. Rápidamente consiguió clientes frecuentes. Nos comentó que la satisfacción de poseer un negocio no vino de ser competitiva; sino de contribuir al medio ambiente.

“Casi nunca pensamos en el resultado final de nuestros hábitos diarios. Las plantas, la tierra, el agua y los animales se ven perjudicados por los productos que utilizamos. Sin embargo, mediante el uso de productos naturales y orgánicos, podemos contribuir a alcanzar un nivel saludable para nuestro planeta. Siempre hay algo que podemos hacer para vivir sin perjudicar nuestro ecosistema, ¿Por qué no empezamos con algo que hacemos todos los días? “

Ursula se ganó la confianza y la lealtad de la gente por ser honesta y por comunicar sus ideas abiertamente. Gracias a esto, fue bien recibida en la comunidad ya que los clientes apreciaban sus productos tanto como apreciaban la misión que ella proponía. Usó su negocio para educar a las personas y consumidores acerca de los efectos nocivos de los productos comunes que se usan en los hogares.

“Al cambiar lo que hacemos todos los días, podemos hacer una gran diferencia en nuestras vidas y en el medio ambiente. Mi objetivo es que la gente entienda que mediante el uso de productos naturales para su cuerpo, también están ayudando un poco al bienestar del planeta. Es muy importante”.

A través de sus esfuerzos,  Ursula conoció a muchas otras personas con ideas afines que compartían su pasión y que aplaudieron su misión. Ella también ayuda a otros negocios similares que venden productos que promueven el bienestar del medio ambiente, y no simplemente buscan obtener ganancias .

“No los veo como competidores. Los veo como una comunidad donde todos invertimos en el éxito y el bienestar de los demás”.

En términos de desarrollo de negocios, Ursula nos dice que las condiciones son ideales para aquellos que quieren empezar.

“Este es un muy buen momento y lugar para empezar. Antes todo se enfocaba en las grandes corporaciones y ahora la gente es más consciente de su poder adquisitivo y de cómo afecta a sus propias comunidades. Cuando las personas compran productos de los pequeños negocios locales, promueven el crecimiento general de la zona, y con esto se logra que todos tengan éxito en la comunidad. Se obtiene un buen equilibrio cuando las personas se apoyan entre sí”.

Ursula dice que cuando las personas están desempleadas, es una buena oportunidad para que aprendan algún oficio. Ella cree que cuando hay una necesidad económica apremiante, las personas se vuelven muy ingeniosas y creativas, lo cual las motiva a emprender cualquier camino que deseen seguir.

Cuando se le preguntó acerca de qué tipo de consejo le daría a las personas que están pensando en iniciar un negocio pero que tienen bastantes dudas al respecto, esto fue lo que nos dijó:

“Encuentra a personas con ideas afines, ya que te motivarán a iniciar. Si quieres empezar, sólo hazlo. Realmente no importa donde te encuentras, la idea es comenzar. Si no se empiezas ahora, entonces nunca sabrás cómo termina la historia. Vas a tropezar y caer muchas veces y te arrepentirás de muchas decisiones. Yo cometí muchos errores, pero aprenderás en el camino. No existe una fórmula para el éxito. Es probable que te equivoques, pero manten tu perspectiva y no te des por vencido”.

Ursula se encuentra satisfecha sabiendo que está haciendo una contribución al planeta. Planea regresar a su país tan pronto como su esposo termine su contrato. Ella continuará operando su negocio desde México con el conocimiento y la experiencia que ha adquirido. Su objetivo es continuar educando a la gente acerca de sus hábitos de consumo y las decisiones que toman todos los días.

Actulmente, sigue viviendo en Florida con su esposo y sus perros Rico, Cleo, y Bakú, a los que consideran y quieren como familia.

 12814267_10153629650424387_4661909074560980908_n

Leave a Reply