Los esfuerzos de una educadora para mejorar las vidas de los estudiantes

La Doctora Laura Gutiérrez Spencer es una líder muy conocida en Nuevo México que ha contribuido al éxito académico de miles de estudiantes a través de su participación en becas de New Mexico State University Chicano Programs.

cp_spencer_lauraLaura creció en Silver City y recibió su doctorado de la Universidad de Nuevo México. En 1989, se unió a la facultad de la Universidad de Nevada, Las Vegas –  fue la primera Hispana estadounidenses en la historia de la universidad. Como profesora,  enseñó durante siete años, recibió la permanencia  y se convirtió en profesor asociado.

En 1996, Laura fue contratada para dirigir el departamento New Mexico State University Chicano Programs. En aquella época, ella era una de dos miembros del personal de descendencia latina en toda la universidad. Laura ha ocupado esta posición desde hace casi 20 años y ha ayudado a desarrollar dos programas de becas que han hecho la educacion universitarios viable para miles de estudiantes Latinos e Hispanos.

La beca Daniel D. Villanueva Student Leader Endowed Scholarship para líderes estudiantes es una de las becas de las que Laura se siente particularmente orgullosa. Esta beca fue creada para los estudiantes activamente involucrados en actividades cívicas. Los requisitos de rendimiento académico son diferentes a los requeridos para otras becas, ya que la participación en la comunidad requiere tiempo adicional, dijo Laura. Sin embargo, la participación de los estudiantes  y la experiencia que adquieren es sumamente útil.

Danny Villanueva era un famoso jugador de fútbol. Se graduó con una carrera en Inglés y era el editor del periódico de la escuela”, dijo Laura. “Fue seleccionado por los Rams de L.A. cuando necesitaban un jugador y firmó un contrato con ellos. También jugó para los Vaqueros de Dallas, y después de que se jubiló, comenzó a trabajar en radio y televisión. Se convirtió en uno de los fundadores de las cadenas Univisión y Telemundo. Estuvo muy involucrado en los medios de comunicación y en la política hasta que falleció en Junio de 2015”.

“Luego regresó a su alma mater y comenzó sus esfuerzos de recaudación de fondos. Empezó con un torneo de golf, pero era difícil reunir a la gente. Cuando yo comencé a trabajar con mi equipo, el torneo de golf se convirtió en un desayuno con oradores invitados como empresarios, senadores, y propietarios de negocios. Los esfuerzos de recaudación de fondos trajeron patrocinios corporativos, y con eso logramos obtener medio millón de dólares. El interés ganado sobre el dinero invertido se usa para pagar las becas de cada año”.

Danny Villanueva murió este año, y Laura se siente afortunado de haber sido parte de su legado.

Otro programa de becas del que Laura está orgullosa es la beca otorgada del Hispanic Scholarship Fund Caucus, la cual es posible gracias a la contribución de los miembros del personal y de la facultad en el campus. Las contribuciones se recauda a través de deducciones de nómina, así como la recaudación de fondos.

“Lo hicimos porque vimos la necesidad de hacerlo”, dijo Laura. “Nos dimos cuenta de que habíamos tenido la suerte de haber recibido nuestra educación y conocimos a muchos estudiantes con dificultades en Nuevo México. Somos una institución de concesión de tierras, en la que nuestro objetivo es proporcionar una educación práctica en la ingeniería y en agricultura, sin excluir las humanidades, pero con un enfoque en educación para la comunidad de obreros en el estado. Esto fue posible gracias a un proyecto de ley llamado la Ley Morrill“.

Los miembros de la facultad y el personal desean contribuir a esta beca ya que tienen antecedentes familiares de activismo, dijo Laura.

“Muchos de ellos eran activistas cuando eran estudiantes, y me da gusto decir que todos ellos tienen conciencia social. Cuando la beca Hispanic Scholarship Fund Caucus comenzó había poca representación de Hispanos y Latinos en la facultad, y por esa razón ellos entienden la importancia de promover a los estudiantes que pertenecen a grupos de minorías”.

El departamento de Chicano Programs es de gran importancia, ya que es un puente entre los estudiantes, la comunidad y la administración, dijo Laura.

“A veces los estudiantes vienen con una idea que funciona para ellos y nosotros lo mencionamos a la administración. Ellos no siempre están de acuerdo con nosotros, pero consideramos este proceso una parte muy importante de nuestro trabajo”.

Laura y sus compañeros de equipo son conscientes de los problemas que afectan a los estudiantes. El departamento Chicano Programs ofrece, además de becas, un ambiente cómodo y seguro para los estudiantes que van en busca de asesoramiento y otros servicios. Los tutores ayudan a través de talleres y comités en los que informan a los padres de familia acerca de las opciones que sus hijos e hijas tienen para asistir a la universidad. La motivación personal de Laura se deriva de la participación su familia en actividades cívicas.

Maria Gutierrez-Spencer, advocate for civil rights, gets honored with historical sign on NMSU campus. (Courtesy Photo) JUN15“Mis padres eran educadores y activistas y mi madre fue una pionera en la educación bilingüe”, dijo Laura. “Ella fue una de las primeras personas en el país que enseño español a hablantes nativos en la década de 1950. Ella enseñaba a aquellos que hablaban con fluidez, pero que  necesitaban ayuda para poder leer y escribir en su lengua materna mediante la comprensión de la gramática. De esa forma podían entender las diferencias entre el español formal e informal”.

El programa bilingüe de su madre desafió el status quo que impedía que los estudiantes en minorias pudieran ser competitivos en el ambiente escolar. En un período de tres años, sus estudiantes eran más avanzados que los estudiantes en algunas de las clases principales en la escuela. La resistencia que siguió las ideas de su madre motivo a Laura a continuar con ese legado, ya que considera a su madre como una de las mayores influencias en su vida.

“Gracias a mi madre, que yo fui capaz de empezar en la universidad en una clase de lectura y literatura avanzada. Leía Cervantes, al nivel de cuarto grado, lo cual es como leer a Shakespeare,” dijo Laura. “Todo lo que hizo mi madre realmente me inspiró a continuar”.

Laura ha disfrutado de una carrera gratificante. Está satisfecha al saber que ha ayudado a varios estudiantes a sufragar algunos de los costos asociados con asistir a la universidad. Pero lo más importante es que los ha ayudado a creer en sí mismos.

También compartió un consejo para aquellos que están en una posición de contribuir al éxito de los estudiantes:

“Ayudenles a abrir los ojos a las diferentes perspectivas de la vida. Eso es lo que he intentado hacer con todos mis estudiantes. En la facultad somos muy comprehensivos de aquellos que son minorías, y eso es bueno, pero también se quiere que la gente los trate con dignidad para que puedan salir adelante”.

Laura sigue viviendo en Nuevo México con su familia. En el futuro, espera crear cambios duraderos en la sociedad a través de la realización cinematográfica.

 

Leave a Reply